Ser Madre

 

11324891_415451681961322_118472504_n

Por Susana Zulueta.

Es bailar con una misma abrazándose al tiempo

Agradecer a la vida que la naturaleza nos crezca

adentro, muy dentro, ser capaces de crear,

de hacer respirar, de llenarnos de otro ser,

que agarrado a las entrañas nos bebe insaciable

y define su cuerpo desdibujando el nuestro.

Como en los árboles las hojas tejen nuestra piel

cada emoción abriga nuestra alma, acogiéndola

Coraje y sensibilidad juegan a la comba,

a veces salta una, a veces la otra

En equilibrio perfecto somos una y varias

tantas caras y enveses como las ramas

que flexibles se mecen ante huracanes y brisas

Templanza y refugio definen lo que somos

en tempestades imploradas como resguardo de truenos

En orillas tranquilas, solazándonos, ofreciendo descanso

Acantilado en agrestes mares, muros rompientes de espumas

Faro nocturno en ocasos añiles y pesadillas nocturnas

Lumbre en hogares, condimento en los guisos,

Perpetua presencia, aliento invisible

Tejemos pacientes con hilos de afecto

mantas de caricias que cobijan tristezas

desbordándo dulzura como ovillos deshechos

 

2 comentarios sobre “Ser Madre”

  1. Bienvenida Laura y muchas gracias.
    La foto pertenece a mi galería, pero las palabras son de una maravillosa escritora llena de dulzura y sensibilidad.
    Además posee un conocimiento profundo del castellano, que maneja con maestría.
    Un beso para tí y otro para ella.
    Cristina.

  2. ¡Qué hermosa foto acompaña el texto!. Dolor y dulzura arropan las palabras, que destilan sentimiento y amor hacia esos pequeños que irrumpen en la vida poniéndola del revés.
    Un todo o nada, y siempre tan imprescindibles, las madres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *