Molinos Quijote

10632051_757724214328946_1178934323_n

Molinos Quijote, molinos divinos

qué hacer o no hacer

por de pronto zagal, tráeme un vaso de vino.

Y si ella estuviera, y si me quisiera.

No oso si siquiera pensarlo

mejor se venga otro trago de vino.

Prefiero la libertad del viento

y andar por los caminos

a yacer entre unos brazos

que apenas me dan cobijo.

Y con éste son ya dos vasos

dos vasos de un mal vino.

Porque no acierto a comprender este mundo

ni lo bueno ni lo malo

ni el que es, ni el ya vivido

solo entiendo de soledad, de vino y de caminos.

Y a veces de hambre

sucédele también a Rocinante.

Entonces nos tumbamos y miramos

al cielo y a los molinos

sean cuales fueren éstos

de acero, de piedra, de madera …o de lino.

Molinos al fin y al cabo

siempre los mismos.

Y con esto ya termino, que no me alzanzan las rupias

para un último vaso de amargo vino.

 

Cristina Maruri

 

 

2 thoughts on “Molinos Quijote”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *