Marques De Riscal

12299028_941706912574856_265742887_n

Hace unos años la visité por fuera y me había quedado con ganas…

Por eso esta vez, reservé una visita guiada. Por diez euros y on line.

Cuando salí de Bilbao llovía sin parar, pero a medida que me alejaba y me acercaba a la Rioja, se iban abriendo claros, y pude ver el cielo azul.

Llegué antes de lo previsto y me detuve, solo un poquito, en la tienda de merchandising. Con una pequeña cafetería. Todo muy elegante y bien preparado.

Para aprovechar los viente minutos que quedaban, había llegado pronto, pedí que me dejaran visitar el hotel. Muy profesionales y  muy cordiales,  accedieron.

Subí la pequeña cuesta y me quedé contemplándolo a sus pies, en la puerta principal. Miré hacia arriba. Qué exquisitez ha construido Gerhy. Me pareció una caja de bombones atada con grandes lazos de colores. Porque no lo vi grande,  es redondeado y llenito de color.

Por dentro, elegante y minimalista.  Decoración contemporánea de diseño. Tiene pocos años y se nota en las instalaciones. La zona del SPA, maravillosa. Sin duda un lugar para perderse. Ahora bien, hay que tener 300 euros para pasar la noche.

El marco es incomparable. La belleza del pueblo tradicional de Elciego, las vistas a la Iglesia y a sus pétreas fachadas y envolviéndolo todo un mara de vides, que por estas fechas  se mostraban completamente desnudas.

Disfruté de la paz y del olor a campo, mezclado con aroma de vino, Que salía por las rendijas y ventanas de los edificios de la bodega.

Me quedaban escasos minutos antes de las 12, que aproveché para tomarme un mosto muy bien servido, y una croqueta enorme de bacalao, muy rica, en la  cafetería.

… y a quí te dejo viajero, otro día te contaré, qué me encontré en la visita.

C.M.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *