Walking The Way

11950504_530924357084261_140418975_n

A veces la vida nos pone a los pies de los caballos, y nos pisotean.

A veces la vida nos pone a los pies de los caballos, y logramos esquivarlos.

A veces la vida nos pone a los pies de los caballos, pero no nos movemos.

Nos quedamos de pie, les miramos de frente; y al final se paran.

C.M.